Es un destino europeo que ahora tiene un atractivo turístico único. En República Checa se inauguró el puente colgante más largo del mundo gracias a sus 721 metros que, a 95 metros de altura sobre el suelo del valle, une dos montañas en el pueblo de Jeseniky.

Es una medida largamente anhelada desde que irrumpió la pandemia de Covid-19. Desde este próximo lunes 16 de mayo no será obligatorio utilizar barbijo tanto en los aeropuertos del viejo continente como en los vuelos con destino a cualquier de los veintisiete países que integran la Unión Europea.

Números positivos para una potencia europea. Alemania tuvo 25,1 millones de  pernoctaciones en marzo pasado que representa un crecimiento del 175,7% en comparación con los 9,1 millones de ese mismo mes de 2021 cuando el gobierno prohibió el alojamiento de huéspedes que viajaba en forma privada.

La madre patria retorna a su condición de potencia turística. España recibió en marzo pasado a cuatro millones de viajeros extranjeros que equivale al 72% del total de los visitantes en ese mismo mes de 2019 previo a las restricciones impuestas por la irrupción de la pandemia de Covid-19.

Dos de los principales destinos turísticos de Europa eliminaron todas las restricciones de ingresos de turistas que habían implementado a raíz de la pandemia de Covid-19. Grecia y Suiza derogaron todos los protocolos sanitarios para los visitantes extranjeros que arriben a cualquiera de las dos naciones a partir del lunes 2 de mayo próximo tanto por vía terrestre como aérea o fluvial.


.