Desde marzo de 2020 muchos empleados del mundo sufrieron un cambio drástico en su manera de trabajar debido a la pandemia de coronavirus, impulsando el teletrabajo muchos años antes de lo previsto por las empresas. De esta manera, ciudades españolas como Madrid, Barcelona y Las Palmas fueron elegidas como los mejores destinos para realizar ese tipo de trabajo.

Con la gradual apertura de las fronteras en todo el mundo y el avance de la vacunación contra el coronavirus, muchos turistas comenzaron a planear sus vacaciones. A diferencia de años anteriores a la pandemia, aumentó notablemente la demanda por los destinos más alejados y tranquilos. Así, las pequeñas villas francesas esperan la llegada de los viajeros que buscquen relajarse y disfrutar de una gastronomía única.

Estas localidades españolas fueron clasificadas en la séptima edición de los premios convocados por la organización internacional Green Destinations.

Con la recuperación progresiva de la industria turística, cada vez son más los viajeros que eligen conocer nuevos lugares y realizar actividades diferentes. Estos destinos, presentados por The Guardian, son especialmente buenos para quienes busquen visitar sitios caminando y pasear por sus llamativas calles.

Con la reactivación del sector en todo el mundo, los turistas comenzaron a buscar opciones para viajar en el extranjero. España está siendo uno de los destinos más elegidos del viejo continente por su diversidad de sitios turísticos.


.