El turismo genera empleo, mucho más en el caso de uno de los principales destinos asiáticos. El gobierno de Corea del Sur habilitó la visa Working Holiday, trabajando en vacaciones sería su traducción del inglés, para todo ciudadano argentino de dieciocho a treinta años que desee viajar para trabajar en ese país que ofrece doscientas vacantes para cualquier tipo de tarea que no esté vinculada a la prensa, política; profesiones liberales o actividades artísticas.

Es uno de los países más estrictos en la prohibición de ingreso de extranjeros para evitar contagios masivos de Covid-19 pero ahora comenzó una etapa de flexibilización de sus restricciones sanitarias. El gobierno de Japón evalúa una eventual apertura de sus fronteras para, a partir de junio próximo, recibir turistas procedentes del exterior para retornar a la situación previa a la irrupción de la pandemia.

Es una ciudad que, tras la pandemia de Covid-19, volvió a posicionarse como un destino tan atractivo como exótico. Capital de Vietnam, Hanoi se consolidó como uno de los principales destinos del sudeste asiático tal como lo demostró una investigación elaborado por la web alemana Travelbook.

El gobierno nipón prohíbe el arribo de turistas como medida para evitar la propagación de la pandemia de Covid-19 pero flexibilizó sus medidas sanitarias. A partir del domingo 10 de abril próximo se autorizará el ingreso de 10.000 personas a territorio nipón, unas 3.000 más que las 7.000 permitidas hasta ahora, aunque sólo estará reservado a ciudadanos de esa nación oriental, residentes extranjeros y personas que tengan nuevos visados de estudios o de trabajo.

A la par que merman los contagios de Covid-19 se recupera la industria de los viajes. Según las estimaciones gubernamentales, Indonesia recibiría 3,6 millones de turistas extranjeros en 2022 que reactivarían su hotelería y gastronomía que constituyen dos de los rubros más perjudicados por la crisis económica que desató la pandemia de coronavirus.


.
Página 1 de 4