Tafí del Valle es sinónimo de trekking
Viernes, 14 Octubre 2022 05:30

Tafí del Valle es sinónimo de trekking Foto: Agencia Telam

Es uno de los destinos más atractivos e importantes del Jardín de la República. La ciudad tucumana de Tafí del Valle ofrece bosques, cerros y valles con cascadas, arroyos,  vestigios arqueológicos, flora y fauna para disfrutar en circuitos auto-guiados o acompañado por expertos senderistas.

Esta villa turística de Tucumán se recorre por sendas demarcadas e itinerarios para transitar con guías según sus diversos niveles de dificultad para todas las edades y entrenamiento físico hasta su diferente duración de tres horas a tres días.

Como ya informamos en nuestra nota de febrero sobre el turismo de aventura en Tucumán, algunos de los senderos más recorridos son los que llevan a la cima del cerro El Pelao, a la cascada de Los Alisos o hacia las Cumbres Calchaquíes, donde está el sitio conocido como La Mesada.

Para quienes desean un encuentro vivencial al aire libre con las costumbres del campo y la cultura ancestral que forma parte de la belleza de este lugar, es recomendable transitar con baqueanos que los llevarán a sitios donde el encanto reside en la experiencia de sentir el alma de un lugar.

Entre las propuestas más exigentes se encuentra el ascenso de trescientos  metros hasta La Cascada de Los Alisos, una caída de agua de sesenta metros, después de la cual se llega a la comunidad de El Rincón, considerado como una de las grandes bellezas de la provincia de Tucumán.

Durante el recorrido, los cóndores sobrevuelan en la altura pudiéndose observar sus nidos al acercarse a la Quebrada del Portugués o La Mesada, en las cumbres calchaquíes, y el valle de La Ciénaga, hasta llegar a un refugio de montaña que funciona en lo que fuera una antigua escuela.

Weekend | Tafí del Valle y sus senderos ideales para trekking

El guía de montaña Ulises Kusnezov consideró que, para conocer Tafí del Valle a través del trekking, existen tres niveles de exigencia física: sencillo, moderado y de alta exigencia.

En el nivel más bajo de dificultad ubica al sendero a la Cascada de Los Alisos, en el cerro Muñoz, de una hora y media de duración, que se puede hacer en familia siendo “ideal para quienes no están acostumbrados a caminar mucho, es de fácil acceso, y el premio es llegar al imponente salto de agua”.

Como opción moderada, recomendó el valle de altura La Ciénaga que demanda unas cinco horas de ida y tres de regreso, en descenso, rodeados del Valle de Tafí.

Para los experimentados se aconseja las seis horas de caminata hasta la cima del cerro Ñuñorco a 3.320 metros de altura sobre el nivel del mar o escalar el cerro Pabellón a 3.730 metros.

Con un historial que incluye haber subido a las diez máximas cumbres de América del Sur y los diez volcanes más altos del continente, además de ser el montañista argentino más joven en ascensos en el Himalaya, Kusnesov calificó a los 45 kilómetros de la travesía Tafí del Valle – Yungas Tucumanas como uno de los desafíos más exigentes para fanáticos del trekking.

Son tres días y dos noches comenzando a 2.000 metros hasta finalizar en El Siambón a 900 inmersos en plena Selva Montana”, agregó este guía que aconsejó relacionarse con las comunidades o puestos donde los lugareños comparten sus historias, costumbres y modo de vida.

Tanto esfuerzo físico tiene su recompensa en la gastronomía tucumana que se destaca por los quesos de Tafí, embutidos y productos regionales como los chocolates artesanales con quinoa.